RESEÑA HISTÓRICA

 

En diciembre de 1946 llegan a Medellín las madres Bethlemitas; con el fin de hacer la fundación en alguna región de Antioquia. Ese mismo año fueron a visitar al muy ilustre señor Rector de la Pontificia Universidad Bolivariana, Monseñor Félix Henao Botero; quien después de oír a las hermanas les hizo dos preguntas: ¿Son ustedes una Congregación aprobada? ¿Son sus colegios aprobados por el gobierno? Ante la respuesta afirmativa les dijo: “Entonces pueden contar con mi apoyo”.

 El 31 de enero de 1947 reiniciaron las gestiones con el apoyo algunas familias conocidas y con su influencia se consiguió una casa donde pudiera empezar a funcionar el Colegio.

 La mañana del 10 de febrero de 1947 se procedió a colocar un letrero en la fachada: que decía “Colegio del Sagrado Corazón de Jesús”.

 Se inauguraron las clases con 9 alumnos entre niñas y niños, al finalizar el año el número subió a 22 y fue preciso arrendar dos casas en el barrio Los Chalet. En 1948 empezaron las clases con la asistencia de 90 alumnos; el 25 de marzo de 1949 se firmó una escritura de compra del terreno situado en el barrio Laureles. La compañía Colombiana de Constructores obsequió los planos para el primer tramo y se iniciaron los trabajos bajo la dirección de la misma compañía y en febrero de 1950 se pudo dar comienzo a las clases en la nueva casa.

 Los jardines infantiles se acreditaron por los excelentes métodos, por el espíritu de familia que allí reinaba y por el trato cariñoso y maternal que las hermanas daban a los chiquillos.

 La secundaria se abrió en 1952, si bien empezó con número limitado de alumnas, éste fue aumentando gracias a la sabia orientación de la Hermana María Acevedo, quien le imprimió características especiales y lo posesionó como excelente centro de Educación e instrucción.

Durante el breve espacio de 1952 y 1953 continúa la Madre Concepción Sosa la obra comenzada por la Hermana María Acevedo.

Corresponde luego al talento práctico y a los grandes dotes administrativos de la hermana Gertrudis Echeverry, continuar la construcción del Colegio; en su gobierno se levantan dos tramos; la Hermana Helena Ardila es puesta al frente a la Casa, contribuye eficazmente a desarrollar el espíritu de familia que ha sido rasgo distintivo del Colegio de Medellín.

En 1954 se encarga del Colegio la Madre Soledad Hernández; y para ese momento contaba ya el Colegio con alumnas de 3° de Bachillerato y se daban todos los pasos para obtener la aprobación del gobierno con un escogido personal de hermanas y por los profesores Antonio Sierra Ocampo, Ladislao Serna, Gonzalo

Villa, con el Padre Rafael León en la Cátedra de Religión con un gran empeño de las niñas se dieron los mejores resultados académicos, el Colegio no sólo vio aumentar el personal, sino que en 1957 pudo sacar un grupo de primeras bachilleres y recibió el Colegio la aprobación oficial.

En el año de 1959 se empezó a construir la capilla, siendo muchas las personas que pusieron todo su celo y entusiasmo, para lograr esta obra, la cual fue inaugurada en 1968.

Hasta el año de 1968 estuvo la Madre Ligia López al frente de la Comunidad y del Colegio, con su entusiasmo y dedicación termina e inaugura la capilla, orgullo de alumnas y exalumnas.

La sucedió en el gobierno la Madre Blanca María Calle; durante su gobierno que fue corto, compra la finca en Bello para trasladar los jardines infantiles y así dar mayor espacio a la Primaria y al Bachillerato.

A la Madre Blanca María Calle la sucedió la Hermana Inés de María Restrepo, quien apenas estuvo un año frente a la dirección del Colegio. 

En enero de 1972 llegó la Hermana Francisca Ruiz a hacerse cargo de la Comunidad y del Colegio. Este año cambia de nombre de Colegio Sagrado Corazón de Jesús por el de “Bethlemitas.”

El 07 de febrero de 1972 el Colegio celebró de manera privada y sencilla el vigésimo quinto aniversario de su fundación.

En 1975 se construyó “Santa María de Vilaflor” hoy Bethlemitas - Bello, fue construido por la compañía “Convel Ltda” de los doctores Vélez Escobar, el 11 de febrero de 1976 se hizo la inauguración de la nueva construcción.

En el campo académico el colegio continuaba dando amplio rendimiento. También la Asociación de Padres de Familia creció en organización, atención y ayuda al Colegio. Bajo la presidencia del Doctor Octavio Restrepo Yepes, se documentaron los nuevos estatutos y se logró su aprobación.

En 1980 la Hermana Teresa Salazar fue la directora del Colegio, y se preocupó por la formación de las alumnas mediante la organización de convivencias, encuentros con Cristo y toda clase de actividades que contribuyeron a desarrollar, y se afirma la vida cristiana de las alumnas. En esta administración se construyó el auditorio del Colegio de Laureles y fue inaugurado en 1986.

En 1989 llega la Hermana Margarita María Espinosa como directora del Colegio, su paso por el Colegio fue más bien corto, construyó un tramo para los jardines infantiles en el Colegio de Bethlemitas en Bello.

En julio de 1992 llega de Pasto a hacerse cargo de la dirección del Colegio la Hermana Ligia Gamboa Marín, y permanece en el Colegio hasta el año 2001; ella como todas las anteriores, veló por mantener el alto nivel académico del Colegio, construyó un tramo grande en el Colegio de Bello, además del apartamento para las hermanas. Esta construcción fue hecha por la compañía “WHITE GÓMEZ”.

En 1995 el colegio se ajusta a la implementación de la Ley 115 de 1994 y a la conformación del gobierno escolar de acuerdo a las directrices del Ministerio de Educación Nacional y de la Secretaria de Educación.

En el año 2002 regresa como rectora del Colegio y superiora de la comunidad Hermana Margarita María Espinosa quien continuó impulsando el alto nivel, lideró la modernización de las salas de sistemas de ambas sedes; esto gracias a la incursión de las tecnologías de la información en el campo educativo.

En el año 2005 llega al Colegio la Hna. Diana Lucía Torres Bonilla, quien venía desempeñándose como Provincial de la Comunidad. Permanece en Medellín durante 3 años; su gestión estuvo caracterizada por el liderazgo estratégico académico, lo cual favoreció los niveles de calidad del Colegio, así como su organización. Lideró entre otros, el cambio de modelo pedagógico, pasando del Modelo Didáctico Operativo, al enfoque de Enseñanza para la Comprensión; además logró la documentación del SGC y la Certificación de Calidad

En el año 2006 se cristaliza la idea de la certificación, se cualifican los procesos siempre pensando en un mejor servicio a la comunidad, puesto que la Comunidad Educativa está convencida que la institución escolar es un ámbito privilegiado de la sociedad ya que por su carácter de institución formadora de nuevas generaciones, contribuye de manera directa en la construcción de un mundo justo, equilibrado, libre y fraterno.

A partir de 2006 el colegio recibe por primera vez el nivel de MUY SUPERIOR en las pruebas de estado.

En los inicios del 2007 el colegio vive un momento muy interesante del proceso de certificación: la implementación y seguimiento para la posterior medición y mejora. Poco a poco se acerca a la meta y todos como comunidad educativa esperan los mejores resultados, y más que el reconocimiento, y es la satisfacción al entregar a la sociedad personas íntegras y competentes, comprometidas con la transformación del país y de la sociedad.

En el 2007 el colegio celebra sus 60 años de funcionamiento; la celebración incluye actividades para padres de familia, estudiantes y docentes, se realiza en el auditorio de Laureles y en ella se hace homenaje y reconocimientos a los docentes de acuerdo a sus años de servicio.

En el 2008 regresa como rectora la Hna. Ligia Gamboa Marín y permanece 2 años. A su cargo está continuar con la línea de gestión de la calidad. Le corresponde en esta oportunidad liderar y participar de la Renovación del certificado de ICONTEC por medio de la cual, el Colegio tiene la oportunidad de demostrar de nuevo su alto nivel académico y organizativo.

En el 2011 llega al Colegio las Hermanas Ángela María Pinzón López y Elcy Beatriz Argote Hurtado como rectoras del Colegio de Laureles y Cabañitas respectivamente. En este mismo año se toma la decisión de iniciar la coeducación a partir del nivel de preescolar para el colegio de Cabañitas, con la intención de extenderla a los demás grados progresivamente. Estrategia que proyecta al colegio a un cambio importante y de apertura a la comunidad; en el mismo año y como respuesta a las necesidades de la comunidad Bethlemita y buscando la ampliación de la cobertura del servicio educativo para ambas sedes, desde la asesoría general de apostolado de la Congregación Bethlemita se decide hacer la separación de las sedes; es decir, iniciar en Bello el bachillerato y en Laureles la primaria. Para favorecer el éxito de este cambio, se determina nombrar secretaria y líderes de procesos del SGC para el Colegio de Bello, así como una asesora pedagógica.

Hacia mediados del mismo año, llega como rectora del colegio la Hna. Marisol Santoyo Naranjo que a vez se desempeñaba como Asesora General del Apostolado.

En el año 2012 para dar respuesta a la ampliación e independización de los dos colegios, se realiza la adaptación de la planta física, para albergar la población infantil y juvenil, que atraídos por los sueños de una formación altamente académica e impregnada de valores humano cristianos poco a poco poblarían las aulas. Las adaptaciones incluían la reubicación y mejoramiento de los algunos espacios de la comunidad, para dar lugar a la construcción del preescolar (colegio de Laureles) Para finales del mismo año con gran alegría se contaba con una población de más de 300 nuevas estudiantes inscritas para el preescolar y la primaria en ambos colegios.

El 22 de enero del 2013 el colegio de Laureles abre sus puertas a la esperada población de preescolar y de primaria en aras de dar respuesta a la oferta-demanda de la comunidad local. Paralelamente se da inicio al programa de bilingüismo en el preescolar y primer grado a través de la enseñanza de la Biología en Ingles, programa que va a aumentando en forma gradual año tras año.

Hasta el momento el Colegio ha graduado más de 50 promociones de estudiantes con un porcentaje alto de ingreso a la universidad. La mayoría de las egresadas son profesionales que ocupan cargos destacados en el área de la salud, comunicaciones, ingeniería, administración y derecho.

Los alumnos fundadores del Colegio fueron:

 

1.

Luis Fernando Restrepo

11.

Fabio Ferrer

2.

Francisco Javier Villegas

12.

Luis Fernando Vásquez

3.

Luz Estela Líevano

13.

Gloria Vásquez

4.

Marina Lalinde

14

Mariela Osorio

5.

Amparo Mesa

15.

Neville Maltass

6.

Beatriz Osorio

16

Hernert Maltass

7.

Jorge Villa

17.

Martha García

8.

María Cristina Villa

18

Margarita Giraldo

9.

Gloria Ochoa

19.

Consuelo Henao

10.

Emilio Mesa

20.

Carlos E. Restrepo

 

 

 

 

 

Las bachilleres de la primera promoción fueron:

 

1.

Silvia López De Mesa

5.

María Elena Restrepo Mesa

2.

Stella Velásquez R.

6.

Lucia Vélez Escobar

3.

Gloria Martínez

7.

María Elena Villegas Escobar

4.

Amanda Martínez

8.

Martha Rivera

 

 

 

 

 

La mayoría de las exalumnas son profesionales destacadas, ocupan cargos importantes en el área de la salud, comunicaciones, Ingenierías, en la carrera administrativa y judicial. Ejemplo de ello es la señora María Elena Herrán fue gobernadora de Antioquia y perteneció a la promoción de 1958.

 

 














Contador de Visitas

Totales

164258

Mes

25201

Día

90


icontec - iqnet

Certificación de Calidad





Dirección:
Transversal 36 No 72-93 Barrio Laureles
Medellín - Colombia - Suramérica



Correo electrónico:
webmaster1@bethlemitas.edu.co
Teléfono: 413 37 37



COLEGIO BETHLEMITAS MEDELLÍN
“Educamos en el amor para el servicio”




¡Tu navegador no está actualizado!

Actualiza tu navegador para ver este sitio correctamente. Actualizar ahora

×